Cada vez que voy a un JDay vengo más cargado de equipaje y no del material sino de ese que no pesa pero se siente adentro, allí donde el corazón juega buenas y malas pasadas y empero deja huellas imborrables, tal vez casi sacrílegas.

Cuando miro a corta distancia, apenas han pasado horas de estos encuentros, la sucesión de caras de todo tipo arma un colaje perfecto para el espíritu que ebulliciona de sentimientos sin tipificar, como si la patria grande de latinoamerica cupiese en un cuadro pintado con mixtura llena de colores, olores, sabores y tacto, una uniformidad variable pero una.

Tarda uno en asimilar esta profusa experiencia cinética de días transcurridos a toda carrera, porque es como un néctar que va adentrándose en las venas más largas, poco a poco, con espasmos, y hace latir el corazón muy fuerte cuando se miran fotografías que parecen fueron sacadas antaño, ¡pero si fue ayer!

El Diseño Web Responsivo constituye un paradigma de nuestros tiempos signado por la proliferación exuberante de dispositivos móviles de todo tipo. Es por ello que la portabilidad de la información se convierte en un eje crucial de discusión en cuanto a la realización de páginas web para que estas puedan ser vistas desde estos nuevos aparatos tecnológicos.

En el marco del J!Night Chile hice una introducción, quizás un poco escueta, buscando despertar el interés de los asistentes por esta nueva forma de pensar la web; porque en definitiva se trata de un enfoque diferente que hasta no hace mucho se hacía mediante métodos un tanto complejos, cuando no difíciles de implementar y lleno de problemas. Esto último es notorio en los frameworks de plantillas comerciales las que incluyen algunos scripts tendientes a detectar desde qué aparato se está navegando y así brindar otra experiencia de usuario basándose en una presentación diferente de la web, con otro formato, otra maquetación y distribución.

El 24/07/2012, en el marco del J!Night Chile 2012, tuve la buena fortuna de conocer un grupo de desarrolladores y personas de otras áreas con los que compartimos un taller de "Diseño Web Responsivo" en la prestigiosa Universidad ARCIS de Santiago de Chile..

El compartir conocimientos y experiencias entre todos es el mejor camino que podemos escoger para empoderarnos de saberes que parecen un tanto foráneos, pero que nos ayudan a mejorar nuestra propia persona y por consecuencia directa a nuestra sociedad en su conjunto; una sociedad necesitada de producir y generar tecnologías de y para América Latina. Como he dicho en otras oportunidades: "es hora de dejar de ser conquistados y tener nuestras propias conquistas"; el taller tuvo ese espíritu y buscaba un fin enriquecedor partiendo desde mi aporte pero más que nada desde el aporte individual de todos ustedes.