"Cuando mi voz calle con la muerte, mi corazón te seguirá hablando."
(Rabindranath Tagore)


Tiñe el lirismo mi día cocinando luces
y tras los colores de tu áurea
se extravía mi pincel.
Repito desvariando
que no valen las ideas si no estás adentro,
donde la piel se hace agua dulce
y escamas de nubes
y pastoral.

La noticia es que hoy
supe sufrir pinturas,
como nunca puedo respirar el tiempo
cuando la esperanza de tu credo
lanza acuarelas a mi razón.
Y allí me engendro orate,
pintor tierno, amor tosco,
sincero y sin pudor.


Porque ya nadie sufre sin quebrar pestillos,
sin atracar llaves en las puertas del intento,
nadie cavila la conciencia
sin clavarse alabardas por la espalda
por tu honor.

La noticia es que ya eres tan mía
tan escrita, tan pintada y tan marcada,
como ese corazón flechado
tallando utopías en el árbol
de toda latinomamerica.

Orlando de la Cruz
(19-02-2017)

 



Escribir un comentario

Todos los comentarios son moderados


Código de seguridad
Refescar