Muchos han cuestionado la ayuda que brindamos en este sitio argumentando, como se dice en la jerga argentina, "no avives giles que después se te vuelven en contra". Para ellos va nuestra respuesta.

Richard Stallman, el padre del GNU, escribió en su libro "Software libre para una sociedad libre" los siguientes párrafos que citamos a manera de introducción:

"Toda decisión que una persona toma entronca con sus valores y objetivos. La gente puede tener objetivos y valores muy distintos: la fama, el dinero, el amor, la supervivencia, la diversión y la libertad sólo son algunos de los objetivos que una buena persona puede tener. Cuando el objetivo también es ayudar a los otros y a uno mismo, lo llamamos idealismo. Mi trabajo con el software libre está motivado por un objetivo idealista: difundir la libertad y la cooperación. Quiero promover la difusión del software libre, sustituyendo al software propietario que prohíbe la cooperación, para de este modo mejorar nuestra sociedad."

La primera impresión que causan estas palabras es que se parecen más a una utopía que a una posible free_as_in_freedom_book_cover_richard_stallmanrealidad, pero la verdad de los hechos nos demuestran que el software GNU está muy presente en nuestra sociedad informática, por lo tanto dejó hace mucho tiempo de ser un imposible. Está tan embebido y en tantas partes que hasta se hace difícil no utilizarlo inclusive "sin querer", por eso decimos que no solo es un idealismo sino un idealismo pragmático, práctico, existente. Muchos se vuelcan a él por el hecho de no tener que pagar un céntimo por su uso, otros lo hacen porque los niveles de excelencia que presenta son superiores a los programas de pago y otros, los menos, por apego a los ideales que involucra pertenecer a la comunidad GNU, por la convicción de que al crecer juntos no solo crecemos mejor sino más rápido y nos enriquecemos todos.

Como todo el mundo sabe, el software GNU se desarrolla gracias a miles y miles de personas que dedican horas de su tiempo y energías apostando a esta comunidad que cada día crece más y más. La suma de esa cantidad ingente de inteligencias hace que los resultados sean superiores, no es el egoísmo lo que rige el ambiente sino justamente lo contrario. Seríamos poco menos que desagradecidos sino devolvemos al GNU y de la manera que mejor podamos, sepamos o queramos, algo de lo que nos da, en nuestro caso a traves de la eseñanza.

Nos han dicho también que es una forma pedante de demostrar nuestros conocimientos. Se olvidan de que enseñar también es aprender y que como dijo Tux Merlín alguna vez parafraseando a un viejo catecismo de la Iglesia Católica: "ser informático es ser siempre principiante". Nadie se las sabe todas ni nació con los conocimientos incoporados, la vida misma nos demuestra esto a cada instante. Por otro lado no se trata de subirse al peldaño de la sabiduría y creerse un genio y el dueño de la verdad, sino simplemente de compartir lo poco o mucho que sabemos y hemos experimentado tratando de ayudar a los demás con nuestro granito de arena, siempre apostando al crecimiento. Los que aducen pedantería es porque se comparan con los demás y compararse con los demás los lleva a encontrar personas superiores e inferiores a ellos. Eso siempre les dará una visión equivocada del mundo, cada uno es lo que es: un ser único e irrepetible, con todo lo que ello involucra.

La motivación más importante que nos lleva a traducir programas, redactar artículos, crear tutoriales y demás son justamente esas: por un lado devolver algo a la comunidad GNU y por el otro mostrar al común de la gente, al neófito, que hay otro mundo además del que reina "Don Dinero" y que no todo lo que es pago es lo mejor que hay. Luego, que digan lo que quieran.

Para finalizar esta entrada vamos a citar un texto de Mons. Charles Chaput, Arzobispo de Denver, que además de lo expresando en los párrafos anteriores también nos ayuda a aclarar otras cuestiones:

gnu-head
gnu-head

gnu-head
"De acuerdo a un dicho popular norteamericano, "los tontos, con herramientas, siguen siendo tontos" (fools with tools are still fools). La fuerza de estas palabras puede ser difícil de traducir completamente a otro idioma que no sea el inglés norteamericano. Pero en su ironía directa, sencilla, enseñan una lección importante: las herramientas nos pueden dar poder sobre lo que nos rodea, pero no nos dan el carácter y la prudencia para usarlas bien. Un tonto con una fábrica o una computadora o una pistola, o mil pistolas, sigue siendo un tonto. El poder no se justifica a sí mismo. Eso debe venir de otro lugar. Comportarse como si fuera de otra manera es tan peligroso como ignorante. (...)

(...) Saber puede significar poder, pero no es júbilo o amor o esperanza o sabiduría o realización, los elementos esenciales que sustentan a la persona humana."

Esto quiere decir que por más que sepas lo que sepas no sabrás darle buen uso si eres un tonto. Quitándole la religiosidad que involucra el texto completo, podemos ampliar la verdad que encierra diciendo que "si al aprender lo que enseñamos luego no lo usas como se debe es lo mismo que sino hubieses aprendido nada".

Saludos a la comunidad GNU !!!



Escribir un comentario

Todos los comentarios son moderados


Código de seguridad
Refescar