Jokte como descubrimiento

Dijo el sabio Louis Pasteur que maravillarse es el primer paso hacia el descubrimiento y así debe ser Jokte: la injusta medida de un vaso que se rebalsa pero que nos llena y que hemos descubierto en medio del matorral cibernético.

Uno mira el código abstracto, ese puñado intelegible de renglones desparejos, y se resiste a dejar la idea desperdigada en el aire. Con afán irrespetuoso busca el puente que cruce y resuelva la cuestión de fondo, esa perla que se escapa en el fondo de la imaginación y que juega al cálculo irresoluto con la inteligencia; y soporta, en ese coqueteo una presión ancestral que subscribe en cada guión.

Mientras tanto, abre otras ventanas para dejar correr el aire fresco de afuera, necesario para no asfixiar el momento. Subyuga el cerebro y lo envenena, lo exprime y lo dinamita, lo vuelve a armar y lo eterniza en fracciones, lo electriza y lo domina hasta el justo nanosegundo en que salta el placer cuando descubre que en su poder está el dominio de las cosas inmateriales, como ese maldito y amado código que no emerge de la razón.

Señora - Ecos del Rocío

ecos del rocio
ecos del rocio

"Ecos del Rocío es el nombre artístico de un grupo español de Andalucía, especializado en cante por sevillanas. Sus componentes, Miguel, Juan Manuel, Paco y Jesús, son naturales del pueblo de Rota, provincia de Cádiz. Su primer disco hace su aparición en 1980; y hasta nuestros días, Ecos del Rocío no ha cesado de incrementar su popularidad entre los aficionados a las sevillanas, con un estilo propio y diferente en el cante y en la composición, y una especial sensibilidad en las letras. Este favor del público, les ha propiciado el llegar a la actualidad como grupo puntero de las sevillanas, siendo probablemente el grupo que a día de hoy cuenta con más popularidad a nivel español, y especialmente entre la mujeres, ya que la mujer siempre ha ostentado papel protagonista en sus sevillanas." (Fuente: Wikipedia)

Esta canción está dedicada a la mujer antigua...

A su vera soy un niño
¿Cómo andamos de salud?
Le tengo tanto cariño
Quisiera hablarle de tú

Para todo el mundo eres la “vieja”
Te llamas Rosa, Manuela
Rosario, Regla o Pilar
Tu vida es una novela
Que anda buscando el final

Romance De La Luna Tucumana

Atahualpa Yupanqui
Atahualpa Yupanqui

"La música es un accidente de la tierra misma, por eso en las montañas, selvas y llanuras americanas, las canción nativa es el resultado de una fusión admirable: el paisaje y el hombre. Nuestra canción vernácula tiene méritos sobrados para penetrar en este civilizado Buenos Aires y ocupar un lugar de preferencia en todos los espíritus que sientan la verdad de las tradiciones puras. El progreso es un símbolo de civilización, pero civilizar no significa elevarse.

El peligro de la civilización – he dicho peligro, no obstáculo- radica en la intención misma de estilizar. Para enriquecer musicalmente uno de nuestros simples temas campesinos es menester sentir y comprender en lo profundo de su relación universal la esencia del sentimiento nativo..

Todo temperamento sin cultura muere; hay que estimular a los jovenes compositores. Todo aquel que quiera llevar nuestras melodías y rítmos autóctonos al terreno de la estilización debiera formularse en lo profundo de sí mismo estas preguntas: ¿habré llegado ha penetrar las sugestiones del paisaje donde nació esta música? ¿seré yo capaz de decir eso que no dice esta canción?
Si alcanza las respuestas, el estilizador podrá iniciar nomás su trabajo. Indoamérica perdurará en su obra; pero si la estilización responde al deseo de hacer algo nuevo que guste al oyente, nuestro folklore auténtico servirá sólo para encumbrar vanidades, el alma nativa seguirá en la quietud de los valles, en la amplitud e las llanuras, entristecida de ver que es gente americana quien explota y comercia los dulces cantares de la tierra, las hondas expresiones del espíritu que merecieron el respeto y la admiración hasta del duro conquistador. Y en Buenos Aires el folklore seguirá siendo para algunos una misión, para otros algo que está de moda, y para la gran mayoría una industria."

(Atahualpa Yupanqui, 30-05-1936)
[Extraído del Sitio Oficial de la Fundación Atahualpa Yupanqui]

Poema Romance de la luna tucumana

Bajo el puñal del invierno
murió en los campos la tarde.
Con su tambor de desvelos
salió la luna a rezarle.

Rezos en la noche blanca
tañen las arpas del aire,
mientras le nacen violines
a los álamos del valle.