El Diseño Web Responsivo constituye un paradigma de nuestros tiempos signado por la proliferación exuberante de dispositivos móviles de todo tipo. Es por ello que la portabilidad de la información se convierte en un eje crucial de discusión en cuanto a la realización de páginas web para que estas puedan ser vistas desde estos nuevos aparatos tecnológicos.

En el marco del J!Night Chile hice una introducción, quizás un poco escueta, buscando despertar el interés de los asistentes por esta nueva forma de pensar la web; porque en definitiva se trata de un enfoque diferente que hasta no hace mucho se hacía mediante métodos un tanto complejos, cuando no difíciles de implementar y lleno de problemas. Esto último es notorio en los frameworks de plantillas comerciales las que incluyen algunos scripts tendientes a detectar desde qué aparato se está navegando y así brindar otra experiencia de usuario basándose en una presentación diferente de la web, con otro formato, otra maquetación y distribución.

Si bien podemos decir que el panorama que se avisora apunta indefectiblemente para el lado del RWD ("Responsive Web Design"), no tenemos que creer que de ahora en más todas las webs serán responsivas o tendremos que hacerla de esta forma, sino que la técnica vino a simplificarnos la vida cuando nos toca hacer un trabajo de este tipo, todo dependerá de a qué mercado o tipo de usuarios estemos apuntando con nuestros contenidos.

Esto último es más claro pensarlo si tomando por ejemplo el hecho de que en muchas partes de nuestra América Latina, los dispositivos móviles no son accesibles a cualquier persona dado sus elevados costos, y si estamos haciendo una web cuyos usuarios usarán Internet Explorer 6 y pantallas de 1024x768, hacer una web responsiva será un verdadero despropósito.

Hasta no hace mucho el WAP era todo lo que existía para crear aplicaciones para móviles y su desarrollo significaba crear un entorno diferente respetando ciertos protocolos estandarizados; el diseño web responsivo vino a cubrir el otro espectro en cuanto a que da las herramientas necesarias para que los navegadores de móviles tengan una adaptabilidad efectiva y den una usabilidad excelente.

El tema no se agota porque es algo muy actual, polémico y variable, incluso en fase de desarrollo. Si bien ya existen innumerables webs hechas con el RWD, y aunque podamos ver y avisorar lo que trae y pueda traer más adelante CSS3 y el HTML5, aún no están estandarizados estos lenguajes, por lo que algunos navegadores no los soportan, más allá de la existencia de algunos javascript que suplen estas falencias.

Aquí les dejo la presentación hecha el 25/07/2012 que creo les clarificará más el panorama, además de contener enlaces a contenidos que amplían la allí dado. Espero que sea fructífero y los incite a la investigación y al desarrollo.

Nuevamente muchas gracias a los panas de Chile por la invitación.



Escribir un comentario

Todos los comentarios son moderados


Código de seguridad
Refescar