Tamara Castro

Tamara Castro
Todos sabemos que hay cantores que dejan huellas en el alma que no se borran nunca más. Pero cuando esas huellas son cortadas por la fatalidad, justo cuando la traza del camino iba directo a nuestro corazón, pareciera que tienen un sentido diferente ya que queda un ansia de amor inconmensurable plasmado en un bello y perenne recuerdo que a cada momento nos convoca. Y Tamara es un páramo de sueños, un remanso que nos aclara la memoria cuando su voz nos tiembla en el corazón dejándonos ese incomprendido resentimiento de la muerte, nos deja repitiendo sus canciones hasta hacerlas tan nuestras que se forma una mixtura espiritual difícil de entender.

Tamara Castro había nacido en Ensenada, provincia de Buenos Aires, un 4 de diciembre de 1972 y se volvió cuerda eterna un 8 de diciembre de 2006. Leer más en Wikipedia y el artículo sobre el accidente en Página 12.

Aquí voy a rescatar la letra de la canción "Elegías" de su último disco titulado "Vital" por la sencilla razón de que no encontré la letra en la web. Tiene un texto de compromiso social y su música tiene aires de joropo venezolano-colombiano por lo que nos hermana y se convierte en latinoamericana por si.

Los invito a escucharla más en Youtube o revuelvan el éter, es un viaje sin retorno al folklore argentino.

ELEGÍAS

Ay mi tierra...

Hoy le cantaré a mi tierra
al lugar donde nací
con el alma agradecida
por lo que de allá aprendí.
Si mi pueblo está en mi canto
y mi canto es su latir
cómo no he de agradecerte
si cantando soy feliz.

Mi tierra, mi raíz
este canto es para ti.

Canto al grito del hachero
a sus sueños sin cumplir
al clamor del jornalero
al piquete estudiantil
a la gente postergada
a los mártires de abril
a la sangre derramada
y al futuro por venir.

Mi tierra, mi raíz,
este canto es para ti.

Canto al fuego consagrado
a una causa hasta morir
al poeta enamorado
que ilumina en su decir
al dolor del marginado
al oprobio de pedir
y a la mano que me ha dado
mucho más de lo que di.

Mi tierra, mi raíz,
este canto es para ti.

Vuelve el viento a los nevados
el rebaño a su redil
vuelve el cauce desbordado
por los campos a fluir
como no pensar entonces
que después de tanto di
volverán los sueños míos
a creer en mi país.

Mi tierra, mi raíz,
este canto es para ti.



Escribir un comentario

Todos los comentarios son moderados


Código de seguridad
Refescar